PROYECTO LIBERA: continúan los avances de la nueva Casa de Vida.

Entre rodillos, cubetas de pintura, palustres y cemento, nuestra Casa de Vida sigue tomando forma para adecuarse a las necesidades de las especies que habitan en este territorio situado en plena Sierra Morena, mientras desde el cielo o posados en su oteaderos habituales, nos observa un Milano real, un Buitre negro, un Busardo ratonero o un Cernícalo vulgar, entre muchos otros.

Se preparan las cajas nido que acogeran a las distintas especies que os comentamos. Medimos huecos y entradas, preparamos tornillería y soportes para que todo encaje a la perfección y procedemos a su colocación.

Mientras tanto, en la parte exterior continúan las labores de sellado y pintura.

Ya queda poco para que nuestras aves, murciélagos e insectos puedan elegir un refugio más entre los edificios que por desgracia hoy día y ante el despoblamiento del mundo rural, se han convertido en ruinas ante la impasible mirada de todos.

Scroll al inicio